Lupertz: cocina, arte e ilusión

De la fusión del arte y la gastronomía nace Lupertz, una taberna mestiza que comprime los aires latinos con los mediterráneos en un ambiente indie y acogedor al mismo tiempo. Sus cuatro socios, dos matrimonios venezolanos, son el corazón de este restaurante en el que cuidan hasta el más mínimo detalle, desde la decoración del espacio hasta la vajilla. Y es que aquí todo está relacionado con el arte, desde sus paredes decoradas con pinturas hasta el nombre del local que hace referencia al pintor neoexpresionista alemán, Marcus Lüpertz.

El chef José, uno de los socios, consigue la excelencia de los productos, técnicas depuradas y cuidado en las presentaciones de todas sus elaboraciones haciendo del plato más sencillo algo especial combinando su sólida base gastronómica con su formación en Bellas Artes.

CUR-LupertzEn Lupertz se puede desayunar, almorzar, merendar y cenar con cocina al carbón Josper y su menú va cambiando con las estaciones y lo definiríamos, como ellos mismos dirían, de mestizaje donde comparten espacio varias culturas gastronómicas. Su carta de vinos extensa y con más de 15 vinos por copa, recopila la mayoría de las denominaciones de origen de nuestro país. Pero además hay otras opciones como la exquisita cerveza de barril La Virgen o la tradicional bebida venezolana, el papelón.

CUR-Lupertz (3)Nosotras disfrutamos del plato turco de falafel, hummus y tabulé de trigo. Una auténtica bomba, no apta para uso individual, servido con pan de pita y salsa de eneldo y yogur. A continuación, nos deleitamos con la guasaca con arepitas y tostones que a los amantes del guacamole les encantará. Como plato fuerte pedimos churrasco de pollo marinado y a la brasa, una auténtica delicia que os recomendamos encarecidamente. De postre, tarta de zanahoria casera, brutal. Todo esto por menos de 20€ por persona, vino incluido. El local dispone de WiFi.

Desde Comerse Un Rosco queremos dar las gracias a José, Arcelia, Thais y Miguel por su profesionalidad y amabilidad y por traer a un barrio tan moderno como es el de Malasaña, un concepto de cocina de fusión que podríamos definir como “alta cocina de barrio”.

¡Más vale ir bien comido que bien vestido!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s