De Tapas por… León

Copia de Tapeo por Cáceres

Nos escapamos de fin de semana a León, ciudad donde hacer un poco de turisteo, ver cientos de despedidas de soltero/a – nunca habíamos visto a tanta gente disfrazada fuera de Carnaval –, y zampar todo lo posible, pues es bien sabido que prácticamente la totalidad de sus tabernas ofrecen una tapa con la bebida. Una maravilla.

La zona consagrada para ir el tapeo corresponde al Barrio Húmedo en el que os proponemos los siguientes bares como un must:

  1. El Flechazo: un clásico de la zona donde solo probarás una cosa. Las patatas picantes con pimentón. Juramos que vimos a varias personas pedirlas para llevar y les sacaban el cucurucho más grande jamás visto hasta arriba de patatas.
  2. La Bicha: las malas lenguas – y algunas buenas – cuentan que su dueño es uno de los seres más maleducados que puedan estar al frente de un bar. Había cantidad de carteles con tantas advertencias que aquello parecía una central nuclear. Eso sí, su morcilla bien merece la pena entrar a jugársela. En nuestro caso, salimos victoriosos y el hombre se comportó estupendamente. Aun así, un dato curioso: cuando entramos, a pesar de estar lleno de gente, había un silencio sepulcral y la gente nos miraba mucho. Todavía nos preguntamos por qué….
  3. La Parrilla del Húmedo: te dan a elegir tapa entre cinco opciones. No os vayáis sin pedir un gran rico plato de cecina bien cortadita y abundante.

Truco del melandruco: una manera de tapear sin emborracharte es pedir cortos en vez de cervezas. Un corto es la mitad de una caña, más barato y te sacan tapa 😉

CUR CecinaCUR Sorrento

Para comer como un cosaco, fuera del casco, se encuentra el Sorrento. Un restaurante donde la carta no es necesaria pues solo sirven cocido para comer. Sopa gustosa con un pelín de grasa, garbanzo buenísimo, morcilla espectacular, correcto el repollo. Acompañamiento, como no, de piparras (pican que te rilas). En la bandeja de carne lo siguiente: chorizo, morcillo, lacón, lengua, tocino, tuétano, costilla… y por supuesto, la bola. Vamos, una fiesta. Después de eso el camarero directamente te trae una jarrita de café para que te pongas a tu gusto, los postres caseros y chupitos para intentar digerir aquello de alguna manera. Este festín, botella de vino incluida por 18€. Buena comida, buen servicio y buen precio. Para repetir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s